monta.es.

monta.es.

Cómo sobrevivir en caso de perderse en la montaña

Introducción

El montañismo es una actividad fascinante que nos lleva a explorar los rincones más impresionantes de la naturaleza. Sin embargo, cualquier viaje a la montaña conlleva ciertos riesgos. Uno de los mayores peligros es perderse. Si bien nadie sale a la montaña con el propósito de extraviarse, esta posibilidad siempre existe. Así que, si te encuentras en esta situación, ¿qué debes hacer para sobrevivir?

Preparación antes de la salida

Antes de comenzar cualquier expedición a la montaña, es esencial prepararse adecuadamente para minimizar el riesgo de perderse. Esto implica:
  • Obtener mapas detallados de la zona
  • Estudiar los mapas antes de salir y asegurarse de entenderlos
  • Leer guías de senderismo para informarse sobre los caminos y las señales que se encontrarán durante la excursión
  • Asegurarse de tener un equipo adecuado de navegación: brújula, mapa, GPS
  • Informar a alguien sobre el itinerario de la excursión y el tiempo que se espera tardar en completarla

¿Qué hacer si te pierdes en la montaña?

Puede ocurrir que, a pesar de toda la preparación, uno se pierda en el camino. Si esto sucede, es importante no entrar en pánico y seguir los siguientes consejos:

Detenerse y evaluar la situación

Lo primero que hay que hacer es detenerse, buscar un lugar seguro para sentarse y evaluar la situación. Trata de recordar el camino que seguiste para llegar allí. Mirar hacia atrás puede ayudarte a encontrar señales que te resulten familiares. Observa tu entorno con detalle, busca puntos de referencia, sigue arroyos o senderos troceados, busca objetos que hayas podido dejar por casualidad y te puedan ayudar a recordar el camino.

No te alejes demasiado del lugar donde te has perdido

No te alejes demasiado del lugar donde te has perdido. Es fácil sentirse tentado de seguir caminando pensando que encontrarás el camino correcto, pero esto podría llevarte más lejos del camino y agravar la situación. Es mejor quedarse cerca del lugar donde te has perdido, porque de esta forma podrás tomar rumbo de regreso o esperar a ser rescatado.

Conoce cómo pedir ayuda

Es vital conocer cómo pedir ayuda cuando te has perdido en la montaña. Si tienes una radio o un teléfono móvil, trata de comunicarte con alguien que pueda ayudarte. Si no, debes buscar algún sitio elevado donde puedas transmitir señal. Trata de hacer señales con objetos brillantes como un espejo, una linterna o una cuchara. Hacerse visible siempre es mejor si hay helicópteros sobrevolando que pueden encontrarte. Debes conocer los signos de SOS, el cual posiblemente sea la forma de comunicación más universal.

Mantén la calma y controla tu energía

Mantener la calma es la clave para sobrevivir en caso de perderte en la montaña. El pánico puede hacer que tomes decisiones impulsivas que pueden complicar aún más la situación. Controla tu respiración y trata de relajarte. La ansiedad consume energía, y necesitarás toda la energía que puedas reunir para sobrevivir. Piensa en positivo y piensa que la ayuda llegará pronto.

Procura mantenerte caliente y seco

En caso de perderte en la montaña, el clima puede empeorar la situación. Es esencial mantenerse caliente y seco, ya que la hipotermia puede ser mortal. Si llevas ropa de abrigo, ponte varias capas, trata de secar la ropa interior y trata de crear un refugio temporal. Si no, busca materiales que puedan ofrecerte protección. Incluso, puedes hacerte un abrigo con hojas de árboles.

Consigue agua y alimentos

La hidratación y la nutrición son dos elementos fundamentales para sobrevivir en la montaña. Trata de encontrar agua limpia, ya sea de un río o una fuente natural. Si no encuentras agua, puedes derretir nieve o rocío, pero siempre debes hervirla o utilizar pastillas de purificación. En cuanto a los alimentos, busca bayas o frutas silvestres, pero evita comer plantas que no conozcas y que puedan ser dañinas.

Conclusiones

Perderse en la montaña puede ser una experiencia aterradora, pero con conocimientos y preparación, se pueden superar. Mantener la calma, evaluar la situación, hidratación y nutrición pueden ser fundamentales para que la situación no empeore. Recordad, lo importante es situarte en el tiempo y en el lugar para poder buscar alguna forma de ayuda. Seguid estos consejos para sobrevivir si os encontráis en esta situación.